Diferencia entre alimentos orgánicos y convencionales
October 20, 2014

Diferencia entre alimentos orgánicos y convencionales

Lo importante no es cuantas diferencias hayan, si no la relevancia de cada una.

Hay muchas diferencias entre los alimentos orgánicos y los convencionales, una de las más sonadas es la de los pesticidas.

Como ya lo hemos mencionado, además de ser importante para tu salud, también lo es para la tierra de nuestro planeta, pues al no contener químicos sintéticos que la dañen, es mucho más fácil que se regenere, recupere minerales y esté lista para ser cultivada de nuevo.
Otras de las diferencias que poseen los alimentos orgánicos son:

Se encuentran totalmente libres de residuos químicos, a pesar de haberlo dicho antes nunca está de más. En cambio, los productos convencionales utilizan fertilizantes, pesticidas y hormonas de crecimiento sintéticas para hacerlos crecer en menor tiempo y de mayor tamaño.

  • Libres de aditivos sintéticos: así que lo que tu pruebas es su sabor real sin ser alterado o realzado con productos sintéticos. A su vez, los productos convencionales llevan aditivos, endulcorantes, colorantes, saborizantes artificiales, emulsionantes y similares.
  • Sin alteraciones genéticas: olvídate de las frutas, verduras y carnes mutadas, todo crece a su tiempo y en su espacio. Es bien sabido que algunos alimentos convencionales son transgénicos y tienen mutaciones genéticas para cambiar su clase, especie, sabor, color y que estas mutaciones no pasan en blanco por nuestro cuerpo, eventualmente y a largo plazo nos van causando daño. Es por esto que los alimentos convencionales pueden durar años en nuestro refri y alacena, pero eso tiene consecuencias como la pérdida de vitaminas y nutrientes.
  • No pueden ser irradiados como método de conservación: si, esto quiere decir que si no te lo comes a su debido tiempo, se echa a perder como debe de ser, la comida no debe durar para siempre en tu alacena. Si te vas a tardar mucho en consumirla, congélala.
  • No contienen hormonas ni antibióticos: esto es maravilloso, pues ya no tienes que preocuparte por estar ingiriendo lo que no le hace bien a tu cuerpo ni de estar dañando la tierra en la que cultivamos (cuando se daña, obtenemos menos nutrientes de los alimentos, pues no es tan nutritiva.)
  • No poseen residuos de metales pesados como mercurio o plomo: bien sabemos que éstos pueden ser tóxicos para nuestro cuerpo.
  • Los animales son criados en forma natural, no sufren estrés, se desplazan libremente por el campo, se evita el cautiverio, el maltrato y la sobrepoblación. Por lo tanto, podríamos decir que son animales que tienen una vida mucho más plena.

En todos los casos de cría animal se realiza una trazabilidad de la misma, lo que torna imposible el desarrollo de enfermedades tales como “el mal de la vaca loca” (encefalopatía espongiforme bovina), la intoxicación con “Escherichia coli” , la fiebre aftosa y/o la salmonela.

Como ves, en realidad los productos orgánicos tienen muchos más beneficios que solo estar a la moda. No necesitas comprar todo de origen orgánico, pero siempre es bueno estar conscientes de lo que estamos consumiendo y con lo que queremos verdaderamente nutrir nuestro cuerpo.

por: , , , , ,

Nuestro boletín

Entérate de nuestras ofertas especiales, tips y ¡mucho más!