a proposito
January 13, 2015

A propósito de los propósitos.

Una meta no tiene que ser lo más difícil que puedas lograr, sino lo más emocionante.

Llegamos ya casi a mitad de mes en este nuevo año, el clima es cada vez más frío y dan pocas ganas de hacer cosas. Estamos justo en el comienzo de todo, y haber vuelto al trabajo, escuela y actividades normales, seguro que fue una tarea complicada.

Y es por eso mismo que cumplir nuestros propósitos de año nuevo puede complicarse, pues ponemos nuestra atención en retomar nuestro horario de dormir, el de levantarnos (que nos cuesta tanto trabajo después de las ricas vacaciones), en mantenernos despiertos y activos durante el día y evitar el sufrimiento post-vacación a toda costa.

Y así, sin darnos cuenta, de pronto nuestros propósitos y prioridades son otros. En realidad no es que no seamos capaces de cumplirlos, simplemente nuestra vida y energía se enfoca en regresar a la rutina y nos falta tiempo y motivación para lo demás.

Hoy por eso, queremos compartirte algunos tips para que este año eso no te pase y estés más cerca de alcanzar tus metas:

  1. El primer paso, es encontrar lo que hay detrás de tus metas: ¿qué es lo que te motiva a hacerlas? Si por ejemplo, quieres bajar de peso, analiza si es por ti y para ti o si es para darle gusto a alguien más o para caber en tu vestido favorito o simplemente por salud. Define cada uno de tus propósitos y encuentra lo que hay detrás como inspiración y “recompensa”.
  2. Haz un plan: una vez que descubres la motivación, entonces puedes planear como alcanzar tus metas. Si por ejemplo, quieres empezar a correr por las mañanas, deja la ropa de correr a un lado de tu cama, pon la alarma para despertar temprano, deja un desayuno ligero preparado la noche anterior, y simplemente levántate, no pienses en si es muy temprano, si hace frío, si correrás mucho o poco, lo único que importa es hacerlo. No es necesario calificar qué tan bien o mal lo hagas, el chiste es dar el primer paso.
  3. Incorpora nuevos comportamientos a tu vida: la forma más rápida de romper con un hábito, es hacer las cosas diferentes en tu vida (aquellas cosas que te encaminan más a lo que quieres), la práctica y constancia es la clave.
  4. Adopta la filosofía de “un día a la vez”: cuando queremos hacer todo de una sola vez o poniendo plazos ya sean largos o cortos, nos genera estrés al acercarse la fecha y ver que no vamos como esperábamos, pero si en lugar de poner plazos como “para tal mes tengo que haber logrado esto”, simplemente lo tomas como un proceso gradual que va sucediendo día a día, no existirá ese estrés y podrás disfrutar el proceso.
  5. Celebra cada logro: sin importar si es pequeño o grande, te mereces la celebración, pues has logrado acercarte más a tu meta o la has completado y eso es digno de tu propio aplauso.
  6. No decidas toda tu vida hoy: elige no decidir qué estarás haciendo para el mes de Octubre, pues apenas es Enero y las cosas cambian constantemente. Define lo que quieres cambiar o mejorar en tu vida y ve haciéndolo cada día sin dictar lo que para dentro de tres meses DEBE pasar. Sin el presente, nuestro futuro no existe, así que vivamos los cambios en este momento que es el único que tenemos. Está muy bien saber lo que quieres y hacia donde ir, pero viviendo en el presente.

Recuerda, el cambio de vida no es un acto, es un proceso que está formado por varios actos que realizados de forma constante generan el cambio, así que no te presiones de más. Si tienes las ganas, la actitud y la constancia, ¡seguro que lo logras!

por: , , , , , , , , , , , , , , ,

Nuestro boletín

Entérate de nuestras ofertas especiales, tips y ¡mucho más!